Crear cuenta
Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

La segunda producción de Los Hacheros, agrupación Neoyorkina bajo la batuta del tresero y guitarrista Jacob Plasse, mantiene la misma formación de su ya legendario ‘Pilón’ de 2012, que los ubicó como banda de culto entre los amantes de las músicas latinas. Para este trabajo, Eddie Valentin es reemplazado por Carlos Padrón en el Bongo y también los acompaña Roberto Quintero en las congas. Los coros son reforzados por el sonero David Frankel, líder de la orquesta Avenida B.

Nueva York, como cuna de la salsa – con esa combinación rítmica de son cubano tradicional y música de baile de Puerto Rico -, cocinó su desarrollo durante los años sesenta y potenció su popularidad internacional durante los setenta y, a través del tiempo, homogenizó el término “salsa gorda”, que ha llegado a identificar la estructura auténtica y la intención de los que todavía la cultivan. Desde el corazón de Brooklyn, Los Hacheros tocan Salsa Gorda callejera y en Bambulaye, parecen decididos a mantener vivo el ritual, y a los bailarines sacudiendo sus cuerpos.

Esta banda, tiene una configuración de conjunto, y suplanta el piano con el tres cubano interpretado magistralmente por Jacob Plasse, quien también funge como productor. Las entonaciones del violinista Eddie Venegas, junto con la flauta de Itai Kriss, le proporcionan un sonido retro que los acerca a las charangas. El bajo y la percusión se le suman para dar fundamento al impulso del sonero Héctor “Papote” Jiménez.

La pista que da título al álbum establece el estado de ánimo con un escozor de mambo, el núcleo de gran parte de los arreglos de la Salsa, y el principio motivador de los bailarines. Las letras humorísticas como “Píntate”, un son montuno enérgico, son indicativas de que el objetivo principal de este trabajo es entretener. “Esta Noche Corazón,” es un bolero clásico compuesto por Beny Moré, en la edad de oro de la música cubana. Situaciones sociales contemporáneos son traídas a la luz en “Justicia”, un guaguancó curioso, que trata de cómo la injusticia prevalece en la mayoría de las comunidades de los centros urbanos.

La influencia de Puerto Rico es evidente en “Querida Madre,” con su fuerte connotación jíbara, y el ritmo de bomba distintivo de Borinquen es la base para “Bomba de Loíza”, una historia de los tambores que viajan a través de la isla, y al norte de Nueva York. Eddie Venegas, quien se duplica con el trombón, es un lujo añadido a esta pista, y a las demás, dándoles un sonido brass cuando es necesario. “Las Nieves De Brooklyn”, se basa en la danza puertorriqueña, con raíces en el baile de salón español, que recuerda el vals.

“Timbalaye” es un canto de santería teñido de rumba moderna. Las Descargas, como componente esencial de la música afrocubana se presentan en “Descarga Para Abe,” con todos los solos instrumentales requeridos, el coro desafiante es una oportunidad para que todos los músicos muestren lo que tienen, mientras se mantiene un tempo impecable.

Como un compromiso con su causa, Los Hacheros graban este trabajo en estudio y en directo, en cinta analógica. Hay un sentido de urgencia vital importante en el proceso de producción que transmite interpretaciones realistas, con todas las influencias y matices posibles. Esto es música de baile callejero sin excesivos adornos.

Tracklist

1. Bambulaye
2. Píntate
3. Esta Noche Corazón
4. Justicia
5. Querida Madre
6. Bomba de Loíza
7. Las Nieves de Brooklyn
8. Timbalaye
9. Descarga Para Abe

Músicos

Itai Kriss – Flauta, saxofón y voz
William Ash – Bajo
Héctor “Papote” Jiménez – Voz principal
Eddie Venegas – Violín, trombón y voz
Jacob Plasse – Tres
Carlos Padrón – Bongo y percusión
Roberto Quintero – Congas y percusión
David Frankel – Vocal

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

7 + 1 =